Nuestra gente del día

Moncho Borrajo, el hombre ideal
19 de Septiembre de 2013 | d7colores

"La homosexualidad no es ni una virtud, ni un defecto. Es una forma de vivir la vida". Así de contundente ha sido nuestro Hombre del Día de hoy cuando le solicitamos un titular para nuestro artículo de hoy.

Hablar con Moncho Borrajo es muy sencillo.  Un tío cercano, muy cercano. Una persona divertida, muy divertida.  Alguien inteligente, muy inteligente.

Pero escribir sobre Moncho  es más complicado.  Fácil explicar su sentido del humor (para inteligentes, siempre para inteligentes), más fácil escribir un artículo lleno de referencias humorísticas, pero, nosotros hemos decidido hacer este artículo con un toque de seriedad, por eso del contrapunto e ir contra corriente, claro está.

Dejaremos al margen su atractivo irresistible, que lo tiene, y mucho.  Es de esos hombres que enganchan al minuto uno de estar hablando con él.  Siempre sonriente, siempre mostrando la parte humorística de su personalidad, siempre amable. Y sobretodo, cariñoso y cercano.

Si no fuera porque comparte su corazón hace ya treinta y dos años con su pareja, después de sentirte cómodo en la conversación al minuto uno, al minuto seis le pedirías "de salir" como explicaría una niña de trece años.

Nuestro Hombre del Día de hoy es de Baños de Molga, un Concello de menos de dos mil habitantes, en pleno centro de la provincia de Ourense, que posee un balneario excepcional para visitar y disfrutar. En ese entorno espectacular no nos extraña que su personalidad sea igualmente espectacular.

Lo que más nos ha gustado de Moncho es su mayor vicio, que consiste simplemente en "ser persona", una frase impresionante que define ampliamente de quién estamos hablando.

Pero,  ¿y en la intimidad?.  ¿Cómo es nuestro protagonista de hoy? Lo más fácil es que os invite a comer unos riñones al jerez, y de esta manera descubriréis a Moncho, el tío super casero, que es un cocinillas excepcional, que le encanta la fotografía y la pintura, y si la conversación se tercia, quizá os enseñe a "tirar con arco", una de sus aficiones casi secretas que practica cuando puede.

Su mirada directa, cariñosa, le hacen irresistible para much@s.  Pero solo tiene un fallo importante, le hemos pedido una fotografía enseñando "chicha", y ha sido imposible.  Su respuesta fué tan larga e hilarante, que hemos sido incapaces de parafrasearle.

De todas maneras, lo más espectacular de nuestro guapo hombre del día de hoy, es su "persona".

Y si os apetece disfrutar de su trabajo, desde hoy, hasta el próximo día 6 de octubre, dieciseis funciones en el Teatre Apolo de Barcelona, su espectáculo "Yo, Quevedo". Impresionante como siempre.

Gracias. Muchas gracias.

Comentarios
No hay comentarios. ¡Sé el primero en comentar!
0/500